I picked this photo because it truly represents how grateful I feel for having a second chance and my rainbow baby in my hands.
Rainbow baby: the baby after a miscarriage that brights hope and light after the dark storm.



Over a year ago, I shared my miscarriage experience.

I shared it for myself.
I needed to open up with all of you.
I wanted to normalize this topic.
I wanted to feel less alone.

What I didn't know was how many women would write me- some even read it before going through a miscarriage and then went back to re-read it when it unfortunately happened to them too.  It was one of the hardest post I've written, and you can tell it comes from the heart.

Then the questions started to arrive:
"how did you start to feel better?"
"when did you know you were ready to try again?"
" weren't you terrified during your pregnancy with Nico?"

I don't have an absolute truth. Like I always say, I'm sharing my experience with hopes that you can take something and make it work for you.

I'm not going to lie here. I felt very lonely. I don't think Gabe understood why I felt so sad. Apparently we, women, become moms the moment we find out we are pregnant. Men become dads when they see their child for the first time.



I started talking to other moms that went through the same thing, and I didn't feel like a freak. I started realizing that what I was feeling was absolutely normal- and whatever YOU are feeling is normal too. I was upset, I would blame myself, I would envy other healthy pregnancies around me, I was sad, I was disappointed, I felt like the future I imagined was gone.

It was hard for me to admit this since I never got to see, feel, or touch this baby. It felt like I woke up from a nightmare and I was the only one who lived it. And many people made me feel like it wasn't real either: "oh, but it wasn't a baby, it was just the size of a bean".  But guess what? It was real FOR ME and all those feelings were as real as they can be. And you have the right to grief your baby for as long as you need to.

Cry if you need to cry.
Talk about it if you want to.
Sleep for days if you want to.
Go to parties or see your friends, if that's what you need.

But whatever you do, don't blame yourself and stop looking for an answer or a reason. I analyzed everything I ate, everything I did, if I worked out,  if maybe I drank too much wine before knowing I was pregnant, if it was stress ( since my husband broke his leg two weeks before I miscarried), etc.  When I finally accepted that there was nothing I could have done, that it wasn't my fault...that's when I started to feel better.

Then I did two things that truly helped me "move on". 

1) I transferred to a hidden folder in my computer all of the pics I had that reminded me of her ( I don't know the gender but it gave me peace of mind to imagined "her")- maybe screenshots of names, pictures of baby nurseries, or even clothing. ** At the moment I had not bought anything, I would've put that in a box or given it away*. Then I took the only sonogram I had and I put it inside an envelope. Then I wrote a good-bye letter.

It's been over a year and a half since I wrote that letter but I'm crying as I remember it.  I thanked her for being part of my life for 12 weeks.  I thanked her for making my husband and me realize how much we wanted her.  I thanked her for making me so happy even if it was just for a little bit. Then I asked her to be our little angel and I promised her I would never forget her. And I signed it as MAMA- which was the hardest thing to do.

Then I sealed that enveloped and saved it in a box of personal letters/cards. I have not opened it since.


2) The second thing was to make her TANGIBLE. Since, again, I never got to see her, I wanted her presence to be real somehow. I chose a tattoo for this, but it can be a necklace, a drawing...anything that has a special meaning to you.

I got a "?" (a question mark). For me it meant not knowing how my life would have been, not knowing the answers to why things happen, to the "what ifs" in life.

Three months later we started to try again, and six months after the miscarriage I was pregnant with Nico- and yes, I was terrified every single step of the pregnancy.

Even though I will never know the reason,  I feel very grateful that  I did get my rainbow baby. I love him more than anything in the whole world!

At times, when I think of her, I do feel guilty because having her would have meant not having Nico in my life.  She would have been two years old this month. I just know she made me a better person and a better mom- and that she will always be a part of me.






_________________




Hace más de un año compartí como fue mi pérdida.

Lo compartí por y para mí.
Para mostrarles que no todo es perfecto como se ve en las redes.
Para normalizar un tema tabú.
Para no sentirme tan sola.

Lo que jamás me imaginé fue la cantidad de mujeres que me escribirían compartiendo sus experiencias- algunas ni habían pasado por una pérdida y luego buscaron el post para no sentirse solas meses después. Me costó mucho escribirlo y creo que pueden darse cuenta de eso al leerlo.

Y ahí me empezaron a llegar algunas preguntas como:
"¿Cuándo y cómo te empezaste a sentir mejor?"
"¿Cuándo sentiste que estabas lista para buscar bebé otra vez?"
"¿Tenías miedo durante tu embarazo con Nico?"



Como siempre les digo, este artículo no contiene una frmula, pero tiene MI experiencia con la esperanza de que muchas puedan llevarse algo de ella.

No les voy a mentir acá. Yo me sentía muy sola.  Estoy segura que mi esposo no entendía porque me sentía tan triste y me daba rabia con él que no me entendiera. Como dicen por ahí: las mujeres nos convertimos en mamás el momento que nos enteramos que estamos embarazadas, mientras ellos se convierten en padres cuando ven al bebé por primera vez.

Ahí empecé a hablar con otras mamás que habían pasado por lo mismo- y dejé de sentirme sola y rara. Empecé a darme cuenta que todo lo que sentía era NORMAL- y lo que sea que tu sientas, es normal también. Yo estaba molesta, me culpaba, sentía envidia al ver embarazos saludables, estaba triste, estaba decepcionada, sentía que el futuro que me imaginé se desvaneció en momentos.

Y era difícil admitir todos estos sentimientos por algo que nunca sentí, ví, o toqué. No se sentía real. Y muchas personas me hacían sentir que mis sentimientos no eran válidos con palabras como "pero si apenas era del tamaño de guisante. Pero para mí fue real. Y ahora sé que tenía todo el derecho de sentirme de esa manera. Tienes derecho a tener tu duelo a tu manera.

Llora si tienes que llorar. 
Habla al respecto si lo quieres hacer.
Duerme por días y no salgas de tu casa si es lo que necesitas.
O al contrario, sal a distraerte.

Pero lo que sea que hagas, NO TE CULPES y deja de buscar respuestas o razones. Yo analicé cada momento, pensaba en lo que había comido, si había hecho ejercicio, si había trabajado mucho, o si tomé vino antes de enterarme que estaba embarazada.  Cuando finalmente acepté que estaba fuera de mis manos, que no fue mi culpa, me empecé a sentir mejor.

Luego hice estas dos cosas que realmente me ayudaron "a pasar la página" de este capítulo triste:

1) Lo primero fue transferir de mi teléfono a la computadora todas las fotos que me recordaran al embarazo- capturas de artículos, ideas de nombres, inspiración de cuartos de bebé, de ropita, lo que sea. *En ese momento, no había comprado nada para la bebé (digo LA, porque así me la imaginé, no sé el sexo pero también fue una manera de ponerle una imagen), pero si lo hubiese hecho, hubiese guardado todo eso en una caja o lo hubiese regalado*. Luego agarré la única foto que tenía de ella, es decir un ecosonograma, y lo puse en un sobre junto a una carta de despedida. Ha pasado año y medio desde que escribí esa carta, pero se me salen las lágrimas acordándome de lo que escribí. 

Le dí las gracias por ser parte de mi vida por 12 semanas. 
Por hacernos dar cuenta a mi esposo y a mí de lo mucho que queríamos ser papás.
Por hacerme tan feliz y llenarme de ilusiones aunque fuese por tan poco tiempo.
Le pedí que fuese nuestro angelito y que cuidara de su futuro hermanito.
Le prometí que nunca me olvidaría de ella.
Y lo más difícil, firmé esa carta como: MAMA

Sellé ese sobre y lo guardé en una cajita que tengo con todas las cartas que tengo. No lo he vuelto abrir desde ese día.


2) Lo segundo que hice fue convertir esa pérdida en algo TANGIBLE. Otra vez, como nunca la ví, quería que su presencia fuese real de alguna manera.  Yo escogí hacerme un tatuaje, pero puede ser un collar, un dibujo, un marco con una frase, algo que sea super especial para tu familia.

Mi tatuaje es un signo de interrogación. Y para mí significa el no tener la respuesta de por qué no nos tocó estar juntas, y el no tener la respuesta a muchas cosas en esta vida, y eso es lo que nos hace humanos.

Tres meses después decidimos volver a buscar bebé, y seis meses después de la pérdida estaba embarazada con Nico. Y no les miento, contaba los días para ir al doctor y saber que estaba bien.

Y sé que nunca sabré la razón. Y que soy muy afortunada por tener a mi bebé arcoíris al cual amo más que nada en esta vida.

Tengo mis momentos en los cuales me siento culpable por pensar en ella- porque tenerla significaría no tener a Nico y de ninguna manera cambiaría eso. Pero no lo puedo evitar, por ejemplo este mes cumpliría dos añitos, y probablemente siempre piense en ella a mediados de octubre.

De lo que estoy segura es que me hizo mejor persona, y mejor mamá, y que siempre será parte de mí.